Sérum Calm

10 ml
36,50

Sérum calmante para pieles sensibles.

Indicado para:

Todo tipo de pieles, incluso las más jóvenes, y muy especialmente para las más sensibles, con signos de rosácea o características atópicas y sometidas a ambientes con contaminación o a un estrés diario continuado.

Saber más Añadir al carrito
El Sérum Calm es el alivio que tu piel necesita, con activos altamente calmantes, reduce la inflamación, el enrojecimiento de la piel, mejora la luminosidad y el tono y restaura la función barrera para una piel hidratada. Aliado eficaz de las pieles sensibles, con rosácea, dermatitis y sequedad expuestas a ambientes altamente contaminantes y al estrés.
Aplicación

Una vez que la piel está limpia, distribuye 4 gotas de Sérum Calm sobre rostro, cuello y escote. Su textura fluida también permite utilizarlo a modo de booster, es decir, mezclando 4 gotas con la crema de tratamiento habitual para amplificar sus efectos. Aplicar tanto de día y como de noche según necesidad de la piel.

Calmantes, antirrojeces, antiinflamatorias, antioxidantes, hidratantes, restauradoras de la función barrera, fortalecedoras de la piel atópica, antiarrugas, revitalizantes, tonificantes con efecto tensor y antiestrés. Sin parabenos. Vegano.

Agascalm™. Extracto de la planta Agastache mexicana, activo natural que reduce la inflamación y el enrojecimiento de la piel debidos al estrés. Mejora la tonicidad vascular, restaura la función barrera para una piel hidratada, aporta luminosidad y unifica el tono. Este activo cosmético es el resultado de un proyecto innovador, sostenible, respetuoso con el medio ambiente y de economía circular y social en la zona rural de La Carbonera (México).

Probióticos. Restauran la barrera lipídica del estrato córneo, cuya alteración es la principal causa que manifiestan las pieles con sensibilidad, rosácea, dermatitis atópica y sequedad, y proporcionan un contenido de humedad muy equilibrado.

Ácido Hialurónico. Permite rehidratar la piel de forma natural, para recuperar la tersura y afinar los surcos de las arrugas.

Agua de Rosas. Su acción reguladora del pH se traduce en una ultradefensa antioxidante en la piel. Aporta suavidad, tonificación, frescor, equilibra la grasa y potencia la microcirculación cutánea.

Glicerina. Funciona como un humectante capaz de atraer agua tanto del exterior como de las capas más profundas de la piel para llevarla hasta las capas superficiales de la epidermis.

¿Tienes dudas?
Llámanos al 669 20 32 50 o mándanos un correo y te ayudamos en tu proceso de compra.