Mi decálogo de belleza para un verano ‘top’

Evitar ciertos tratamientos, ajustar hábitos o replantear dietas. Igual que en moda, en belleza cada temporada tiene su protocolo de neceser y cuidados. Hoy aprovecho que (casi) estrenamos verano para contaros mis 10 máximas sin excusa para  brillar a altas temperaturas. ¡Apuntad!

1. Mimarás tus poros como nunca.

El exceso de sudoración y las pantallas solares ensucian tanto la piel, que si no acudes a tu cita para oxigenar y darle un respiro al rostro, al cabo de dos meses el acné residual llamará a tu puerta. Si en Septiembre no quieres comités acneicos de bienvenida. Ya sabes. ¡Cita en Cabina!

2. Cambiarás el fondo de armario cosmético. 

Igual que, cuando despuntan los primeros síntomas de verano, cambias los botines por sandalias, los vestidos halter por estampados livianos de flores o el abrigón por un cádigan. Tu neceser también necesita un cambio de aires que cuide tu piel en época estival. Destierra cualquier cosmético perfumado – ya uqe genera manhcas en la piel- dobla tu dieta de Vitamina C, gracias a un buen serum, busca texturas de rápida absorción y olvida cualquier producto/tratamiento foto-sensible -como peelings o formulaciones con ácidos.   

3. Mantendrás una piel extra hidratada.

A pesar de la sudoración que despierta en la piel un termómetro en llamas como el madrileño. En verano, la hidratación correcta de la piel es más que básica. El cloro de las piscinas, el aire acondicionado o las (casi siempre) descuidadas descamaciones, dejan sin agua a nuestra piel. Hidrátate mañana y noche. Siempre con texturas ligeras y si puedes, la piel algo humedecida ( los activos penetran antes y mejor así).

4. Cubrirás tu piel sin excusa.

Evitar arrugas,  manchas, quemaduras u otros achaques más peligrosos como los melanomas que puede ocasionar la toma irresponsable de sol, pasa por proteger tu piel pase lo que pase. El otro día hablaba de qué pantallas escoger según el tipo de piel. Frente al sol no hay excusa.

5. Las Fragancias serán para al atardecer.

Suena poético¿Verdad?… Es más que eso, se trata de  un secreto a voces. Debido a su formulación, la mayoría de perfumes son fotosensibles, eso significa que en horas de sol están terminalmente prohibidos porque pueden motivar la parición de manchas.

6.Tu nutrición se basará en la B de Betacaroteno.

Uno de los fundamentos de una piel bien protegida frente al sol reside en nuestra dieta. Todos esos alimentos naranjas y rojos son bienvenidos. ¿La razón? Incorporan betacaroteno, una provitamina que hace virguerías a la hora de prolongar y embellecer el bronceado.

7.  Las cañas serán con limón o no serán.

Una cerveza engorda unas 250 calorías. Pero también es uno de los ‘jugos’ más apetecibles cuando el calor aprieta y la compañía es buena. ¿Tenemos que resignarnos a vetarla de nuestros planes?.¡Para nada! Una ‘clara’ con limón engorda la mitad y es igual de refrescante. Así que ya sabes, a partir de ahora la cerveza platino, por favor.

8. Amarás las texturas ligeras.

Al igual que en invierno nuestra piel necesita un escudo más potente para brindarse contra las tiranteces y desperfectos que ocasiona el frío en el rostro; en verano escogeremos texturas más ligeras y de absorción rápida para cuidar rostro, cuerpo y cabello. De esa manera los principio activos penetrarán sin tener que lidiar con la sudoración y exceso de grasa fruto del calor.

9. El agua será la máxima de tu dieta.

Somos agua en un 80% y en verano perdemos agua sn parar. Además de para mantener las funciones dérmicas intactas, hidratar el organismo con un mínimo de 10 vasos de agua al día o frutas y verduras que contengan el preciado H2O en abundacia (Sandía, pera, tomate…), nuestro organismo necesitará recuperar agua para no sucumbir al cansancio, los golpes de calor y la retención de líquido.

10. Serás implacable con la limpieza de tu rostro.

Para mí es un dogma ineludible. Limpieza, limpieza y limpieza non stop, es el secreto de una piel de diez. En casa es igual de importante tener un ritual adecuado día y noche, pero además, en verano, las pieles con acné generan más grasa. Mantenerla a raya, pasa por una disciplina de higiene sin excusas. ¿Mi ecuación ideal? Leche, Loción de enjuague y Tónico Equilibrante.

¡Feliz comienzo de temporada a todos!

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar