¡Cumpleaños feliz! Mi línea cumple 25 años y os cuento su historia desde el origen.

By 20 octubre, 2016Blog

En petit comité siempre digo que mi ritual cosmético, es mi retoño, porque lo he visto crecer y evolucionar. Este año, aquella fantasía cosmética que empecé a desarrollar tímidamente a principios de los años 90…¡Cumple veinticinco años!. Para celebrar su cuarto de siglo, os cuento su historia desde el origen ¡Espero que la disfrutéis!

Mi línea; un ritual basado en el respeto hacia la piel. 

Mi vocación como esteticista no se forjó en mi época como alumna de Jean D’Estreés, ni tampoco en la Suecia de los 80, donde viví casi una década. Fue en Noalejo, mi tierra natal, en la que una trastada infantil me descubrió sin querer mi gran pasión; la piel. Tuve clara mi profesión desde entonces, y tras un paréntesis – maravilloso, por otro lado- en el que me trasladé a Suecia, fui de cabeza a cumplir mi objetivo; dedicarme a la estética.

Tras acabar mis estudios como profesional, me lancé y monté mi propio centro. Empecé tratando casi en exclusiva pieles con acné severo y manchas. Dos problemas que ahora tiene 101 soluciones, pero que allá por el noventa y pico eran una pesadilla “sin retorno”.Este tipo de problemas en la piel, exigían un trato delicado y muy respetuoso…y el mercado cosmético a penas ofrecía alternativas. Y antes de esperar a que las firmas comerciales me dieran la respuesta, me marqué el objetivo de lanzar mi propio ritual cosmético. Desde el primer momento tuve tres cosas claras; quería que mis cosméticos fueran ligeros y “democráticos”, es decir respetuosos con toda clase de pieles. Buscaba un ritual que ayudase al rostro a mantener a raya “los cuatro puntos cardinales” de la salud cutánea -limpiar, tonificar, hidratar y nutrir-. Y por último, quería un convoy beauty que potenciara y mejorase mi trabajo en cabina desde casa. En esencia, mi objetivo era el de ofrecer cosméticos básicos, ligeros y altamente respetuosos con el PH, que equilibrasen el tejido de manera sostenible y prolongada.

img_20161020_184522

Tenía clara la filosofía de mi ritual…Pero había un pequeño problema; ¡No tenía ni idea de química! y además por aquel entonces, encontrar un laboratorio que trabajase de forma personalizada contigo y entendiera mi visión particular de la cosmética, era casi “Misión Imposible”.La mayoría de laboratorios trabajaban desarrollando productos asociados a Los Grandes y no se arriesgaban a embarcarse en un proyecto, diferente y muy pequeño, pero con corazón.La búsqueda fue dura, pero  después de un tiempo, di con un estupendo laboratorio que pareció amoldarse y entender lo que quería conseguir en las pieles que trataba.Y con poco más de treinta años tenía en mis cabinas cinco cosméticos formulados en base a la idea con la que siempre he trabajado; El respeto absoluto hacia la piel.

¡Nuevo miembro en la familia! El contorno de ojos CG.

Confieso que ver convertida en una realidad eficaz, mi pequeña fantasía cosmética, es uno de los recuerdos más bonitos que me ha dado esta profesión. Veinticinco años después siento esa misma sensación de realización y orgullo, porque tras dos años de esfuerzo y entrega la  “familia” cosmética Cristina Galmiche, se amplía. Pronto mi ritual, contará con un Contorno de Ojos, que os prometo va a ser muy especial. Además nuestra tienda On-line está como aquel que dice a punto de caramelo…Como veis, en Cristina Galmiche estamos con las pilas más que cargadas, e impacientes por escuchar vuestro veredicto sobre este nuevo producto, surgido, como siempre por y para vuestra piel.

Sérum y crema de mi Línea CG. Combinación ganadora.

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar