¿Qué tipo de limpieza facial requiere la piel grasa?

Cristina Galmiche Qué tipo de limpieza facial requiere la piel grasa

Para la piel grasa en Cristina Galmiche tenemos una apuesta ganadora: la “doble limpieza

El sistema de la “doble limpieza” es una técnica de arrastre de impurezas basada en los distintos tipos de suciedad que se adhieren a nuestra piel, básicamente son dos: los restos oleosolubles, que solo se despejan con bases de aceite (en este grupo entraría el maquillaje y otras sustancias presentes en la cosmética); y los hidrosolubles (células muertas y partículas de polvo, por ejemplo) que solo se arrastra con bases de agua.

¿Lo ideal? Optar por un ritual de higiene facial, como el ritual de limpieza de Cristina Galmiche, que ofrezca bienestar y calme a la vez que despeje el rostro de impurezas.

Y recuerda que No es lo mismo limpiar que desmaquillar. Por eso, cuando nos maquillamos, es aconsejable realizar el gesto de la limpieza dos veces: una por la mañana y otra por la noche.

Tips limpieza facial para la piel grasa de Cristina Galmiche

Nunca hay que limpiar el cutis graso con agua del grifo. La razón es que suele incorporar sustancias como cal, cloro, sodio, etc. que agreden la salud de la piel y alteran su pH. Su uso como recurso de limpieza reseca el tejido cutáneo y resta humedad, uno de los principales problemas de una dermis reactiva, con grasa o acné.

Así, es preferible usar una loción cosmética suave que aporte sensación de frescor sin comprometer la salud epidérmica a la vez que despeja el cutis de impurezas. Si no puedes pasar sin el agua, no te preocupes, existen dos opciones sencillas: utilizar agua mineral o agua hervida.

¿Toallitas desmaquillantes? ¡Solo si la necesidad aprieta! Las famosas toallas desmaquillantes no limpian, sino que trasladan la suciedad de un lado a otro, además el activo en el que están impregnados suele ser agresivo. Por la importancia que tiene una correcta higiene en personas que tienen granitos, es importante evitarlas.

Galénica y principios activos, los que sí y los que no

Para tratar activamente las pieles grasas y los brotes de acné es imprescindible mantener la piel nutrida y protegida. Por ello, recomiendo rituales cosméticos que por un lado regulen el pH y la producción de sebo y por otro se encarguen de regenerar y nutrir el tejido.

Los productos que secan y queman las capas superficiales de nuestra tez ofrecen soluciones muy costosas para la salud cutánea a largo plazo.

En cuanto al maquillaje, muchas personas con acné, granos e impurezas se maquillan para camuflar el problema. Sin embargo, la mayoría de las coberturas de maquillaje obstruyen el poro y, si no se eliminan correctamente, pueden empeorar la infección.

Además, hay que conservar estos productos siempre perfectamente tapados puesto que si no se contaminan.
El maquillaje debe tener una textura ligera y fluida. La aplicación hay que realizarla siempre con las yemas de los dedos perfectamente limpias.

Cristina Galmiche Qué tipo de limpieza facial requiere la piel grasa - GALÉNICA Y PRINCIPIOS ACTIVOS, los que sí y los que no

Cosmética adaptada

Leche limpiadora Cristina Galmiche.  El primer paso del Ritual Cristina Galmiche. Su formulación está basada en principios activos naturales como el Aceite de Germen de Trigo, que gracias a su alto contenido en proteínas y lípidos limpia de forma respetuosa la tez sin agresiones.

También contiene una dosis considerable de minerales y vitaminas, como la Vitamina E, que hidrata y mejora la calidad cutánea.

Loción Calmante Cristina Galmiche. Un cóctel de lujo basado en el poder de las aguas florales, entre las que encontramos: Agua de Hamamelis, que actúa como antiinflamatorio, antiséptico y fotoprotector, y Agua de Rosas, cuyas propiedades relajantes descongestionan el rostro.

También, contiene Glicerina para conservar el agua de la tez evitando la deshidratación y Vitaminas E y C, dos aliados indiscutibles contra el envejecimiento.  

Loción Equilibrante Cristina Galmiche. Un tónico imprescindible para conservar la salud del rostro. Su formulación apuesta por el trabajo en equipo de tres principios activos naturales perfectos para mantener fortalecido el pH cutáneo:

-La Vitamina PP mejora la barrera de la piel, ya que aporta lípidos a la capa córnea, y grandes beneficios humectantes, pues disminuye la pérdida de agua del rostro y aumenta paralelamente su recepción.

– El Vinagre de Quassia:  principio que purifica. Sus propiedades antiseborreicas actúan contra el acné de forma activa. Además, tiene acción fotoprotectora, exfoliante (despeja las células muertas del rostro) y antimanchas.

– El Extracto de Manzanilla y Bardana: La bardana es un potente antiinflamatorio y ejerce de secuestradora de radicales libres, siendo un potente antioxidante. Además, despeja el tejido de microbios, purificando la piel.

– Hidroxiácidos frutales como el arándano, la caña de azúcar, el arce, la naranja y el limón, que aportan beneficios considerables al tono cutáneo.

El mejor tratamiento en cabina

Si bien es cierto que es en las capas más superficiales donde se manifiestan los síntomas de una piel grasa y el acné, el problema reside en la dermis, donde se encuentran las glándulas sebáceas.

De ahí que haya que actuar en profundidad con protocolos específicos que incluyan la extracción de los granitos, puntos negros, espinillas y liberen los conductos sebáceos para que la piel respire, el poro se cierre y no se dilate por “el peso de la grasa que lo bloquea”.

La Oxigenación Balance + es un protocolo totalmente manual para pieles que, además de acné, tienen asociados otros problemas secundarios provocados por factores como el empleo de ácidos, cosméticos inadecuados, fármacos, contaminación, etc., que se manifiestan sobre el cutis con irritaciones, rojeces, hipersensibilidad y desequilibrios en el pH cutáneo, que fomentan la infección acnéica.

Es apta para pieles sensibles, reactivas e incluso pieles con rosácea por el exclusivo empleo de activos biocompatibles de protagonismo marino.

El tratamiento tiene su cuidado cosmético en casa para mantener y potenciar el trabajo en cabina: la Crema Balance + cuyos resultados se aprecian desde la primera sesión.

Precio por sesión: 120 €. Sesiones recomendadas: dependiendo del estado de la piel. Mínimo 4 sesiones.