Limpieza facial en pieles con acné

Importancia de una buena limpieza facial en pieles con acné - Cristina Galmiche

Te damos unas claves para entender por qué es imprescindible una buena limpieza facial en pieles con acné.

Debemos tomar la limpieza facial en pieles con acné como un hábito constante en nuestro día a día. Las impurezas, la contaminación y la propia grasa que genera nuestra piel puede acabar impidiendo que esta respire correctamente. Se trata de una de las infecciones faciales más comunes, molestas y desagradables, especialmente para la mujer. Y aunque es más habitual en la adolescencia, puede aparecer en cualquier momento, sobre todo ante casos de piel grasa o desequilibrios hormonales. Por ello, en Cristina Galmiche trabajamos desde hace más de 30 años resolviendo este tipo de problemas gracias a exclusivos tratamientos y a productos de gran calidad como la leche limpiadora antiacné. Te contamos por qué la limpieza facial es fundamental. 

¿Cómo limpiar la cara si tenemos acné?

Lo primero que hay que tener en cuenta a la hora de hacer una limpieza facial en pieles con acné es que no debemos estimular la producción de grasa y al mismo tiempo tenemos que restaurar su pH para devolverle su confort y regenerar para evitar las marcas. Por ello, es recomendable utilizar leches limpiadoras sin alcohol, que no sean nada agresivas. Y casi igual de importante es retirar el producto con suavidad, evitando así arrastrar la infección. 

Sería igualmente recomendable utilizar un tónico facial, que ayude a completar a seguir retirando los restos de suciedad y que ayude a calmar y equilibrar el pH. Respecto a las cremas hidrantes, deben absorberse con facilidad, no contener activos que saturen la piel y hay que extenderlas también suavemente.

Leche limpiadora antiacné Cristina Galmiche: tu aliada perfecta en para la limpieza facial en pieles con acné.

Tiene una textura fluida y rica en aceites esenciales, entre los que destaca el Germen de Trigo, que gracias a su alto contenido en proteínas y lípidos limpia de forma respetuosa la tez sin agresiones. También contiene una dosis considerable de minerales y vitaminas, como la Vitamina E, que hidrata y mejora la superficie cutánea. Debe aplicarse con las manos limpias, colocar una nuez de leche en las manos y extender con delicadeza sobre el rostro. Por último, debe retirarse con pañuelos faciales en vez de algodón sin fraccionar. ¿Tienes una piel con acné y quieres buscar una solución? En los Centros de Estética Cristina Galmiche abogamos por terapias y productos cosméticos 100% biocompatibles y personalizados para resolver acné severo, dermatitis atópica, sensibilidad cutánea o cualquier otro problema cutáneo. Y nuestra leche limpiadora antiacné es el primer paso para iniciarte en una buena rutina de cuidado facial en casa. No dejes de venir a visitarnos si quieres disfrutar de una piel cuidada y sana.