«Acabar con la celulitis», ese mantra universal.

Hace más de tres siglos, estaba de moda. Buen ejemplo de ello es la obra de Rubens, donde vemos a sus Tres Gracias presumir de lozanía, exceso de grasa y su buena dosis de celulitis con desparpajo. Pero eso era...